Cómo superé la muerte repentina de mi marido

Por: Beatriz Alvarez (España)

Parecíamos invencibles. Teníamos una vida estupenda, dos hijos pequeños maravillosos, una bonita casa, un trabajo interesante y, sobretodo, un proyecto de futuro muy claro y muy ilusionante. La noticia me estaba esperando al volver del trabajo, mi marido había muerto en un accidente y en cuestión de un segundo, ese futuro que parecía tan claro de repente desapareció y mi vida se rompió en mil pedazos.

No hay forma fácil de superar la muerte repentina de tu marido. Adelgacé, lloré, no podía dormir y tampoco quería salir de la cama. También sabía que no me podía venir abajo, estaba yo sola para sacar a los niños adelante y en eso me centré.

Lecciones que aprendí:

1.- Hay que agradecer las cosas buenas que te ocurren y que no valoras. Yo agradecí el haber conocido el amor auténtico, la maternidad y el tener una red de familia y amigos estupenda en los que me apoyé.

2.- La vida sigue con fuerza. Para los niños sólo existe el presente y en eso me concentré: en ir poco a poco, día a día. No ponerse metas a largo plazo sino vivir en el corto plazo todo lo posible.

3.- Me di cuenta también de que esa fuerza de la vida te hace salir adelante y, al mismo tiempo, te da otras oportunidades que ya creías que nunca más volverías a vivir.

4.- Hay que elegir la manera de cómo afrontar estas situaciones tan difíciles, o preguntándote porque a mí y quedarte en la amargura, o aprovechar una empatía, que hasta entonces no había sentido con tanta intensidad, y que te acerca al sufrimiento de los demás.

5- El dolor insoportable se va disipando poco a poco, hasta que se convierte en un recuerdo con el que eres capaz de convivir. Con el tiempo, incluso, vuelves a ser capaz de ser feliz, lo que parecía imposible.

6.- Hay que dejarse ayudar por tu red familiar y de amigos. En la vida no estamos solos y hay que dejarse ayudar y, al mismo tiempo, ayudar a los demás, en realidad, para eso estamos aquí.

Comentarios:

4 comentarios en “Cómo superé la muerte repentina de mi marido


Jessica
19 mayo 2021

Muchas gracias por compartir tu historia con nosotros Beatriz! Una vivencia complicada de la cual has sacado unos aprendizajes muy útiles para todos. TÚ eres el héroe!!

Silvia
19 mayo 2021

Gracias por compartir, los que hemos pasado una vivencia parecida, te entendemos. Eres una auténtica héroe

Marta
20 mayo 2021

Wow Beatriz! Sabios consejos para afrontar algo tan duro. Solo de pensarlo se me parte el alma. Me pareces tan valiente! Una duda, acudiste a profesionales para ir apreciando todos estos tips ? Y cuánto tiempo pasó hasta que pudiste tener estas cosas claras? Un abrazo y gracias por compartir tu historia!

Beatriz
20 mayo 2021

Hola Marta, gracias por tu comentarios.
Si acudí a profesionales y es un buen consejo, ya que lo que para nosotros es todo nuevo, para ellos es su día a día.
Todo el proceso de aprendizaje es el del duelo, en mi caso fue un año muy difícil y a partir de entonces fui mejorando. Hay que pasarlo, y no es fácil, pero la vida vuelve a sonreír.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.