Creer en mí mismo me ayudó a superar el Perthes

Por: A.P. (España)

Cuando tenía 4 años, mis padres se dieron cuenta de que tenía una ligera cojera. No se me quitaba. Unos meses más tarde me diagnosticaron con Perthes. ¿Sabes lo que es? ¿Te acuerdas de Forrest Gump corriendo como loco con aparatos ortopédicos? Yo tenía lo mismo pero en una sola pierna, en la pierna izquierda.

Tuve que pasar año y medio en silla de ruedas, con una escayola de pierna entera casi todo el tiempo. Después estuve otros 6 meses con ese aparato ortopédico. Pude ir a la guardería y a primaria, pero podrás imaginar en qué condiciones …

Los médicos dijeron a mi familia que confiaban en que andase de manera normal de nuevo, pero que en el 10% de los casos se pierde algo de movilidad porque la cadera no se endurece de nuevo … De todos modos, eso yo no lo sabía. Parece ser que cuando pasé de la silla de ruedas al aparato ortopédico, estaba super contento, con aspecto raro pero ¡andando! Y un punto importante fue que dijeron a mi madre que no me llamara la atención si me subía a los muros, corría o saltaba.

De vez en cuando, cuando corría, el aparato se desmontaba completamente, y caía con fuerza al suelo. Aquí aparece mi héroe: mi abuelo. Siempre llevaba mi aparato a un taller o a una tienda de reparaciones. Claro que esto pasaba sobre todo en verano, cuando estábamos en el pueblo, jugando en la calle a todas horas, pero mi abuelo siempre estaba allí.

Mi abuelo ha fallecido recientemente. Aunque era un ganadero y lechero estricto, hace poco me dijo que la única vez que lloró más que cuando se murió su madre fue cuando me vio por primera vez escayolado y en aquella silla de ruedas. Estoy seguro que es por esto por lo que siempre andaba “arreglándome.” Recuerdo nítidamente el primer día que anduve de manera normal, y aún me acuerdo de las agujetas que tenía en las piernas y en los brazos. Ese día abracé con mucha fuerza a mi abuelo, de pura emoción. ¡Nunca olvidaré la imagen de mi propia sombra ese día y el sentimiento de incredulidad por estar andando como los otros niños!

Le echo mucho de menos, y le agradezco a él y a los otros héroes de mi vida el haberme animado a correr y a jugar como un niño normal, haciéndome creer que algún día volvería a andar.

Y así fue.

Comentarios:

4 comentarios en “Creer en mí mismo me ayudó a superar el Perthes


Maise
16 enero 2021

Abuelo=Héroe. A lo que se une que toda persona con discapacidad por sí misma ya es un héroe innato sin proponérselo. Un ejemplo de superación diaria. Mi padre y 2 sobrinas tienen discapacidad y aunque el diseño estructural y social no se lo pone fácil … a diario les veo superarse. Son mis héroes. Igual que tú=Héroe.

Jessica
1 febrero 2021

Desde luego lo que creemos determina nuestro comportamiento, y nuestro comportamiento indica quienes somos. Qué historia más bonita ! Muchas gracias por compartir tu vivencia con nosotros A.P. TÚ eres el héroe.

Manu Córdoba
19 febrero 2021

Tengo una hija con Perthes. Tu historia me ha emocionado y animado a seguir luchando con tu misma actitud. Bravo!

AP
20 febrero 2021

Gracias Manu, te mando todo mi apoyo y cariño. Poco a poco saldrá!!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.