Eres una galaxia de estrellas

Por: Louise Alexandra Erskine

A veces, sólo respirar puede hacer que te sientas aplastado y no reanimado.

Como si fueras un océano tan devastado por la sal que te preguntas si alguna vez fuiste un océano

O una montaña que comienza a desmoronarse preguntándose hasta dónde tengo que caer antes de dejar de ser una montaña y convertirme en una colina.

¿Cuántos golpes puedes recibir antes de preguntarte si vale la pena?

Antes de que te preguntes por qué estás luchando

Pero ten en cuenta que

el fuego no te quema, te refina

si fuera fácil

No sabrías lo que podrías superar

no sabrías cuánta valentía tenías y habrías seguido navegando por la vida pensando que estaba bien ser una luz en la oscuridad sin siquiera darte cuenta de que eras una galaxia de estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.