Las migrañas, la depresión y la ansiedad son advertencias

Por: Marta (España)

Es martes por la noche y acabo de ver una preciosa conversación entre una heroína de esta comunidad y la fundadora, Jessica, en Instagram.

Carmen, la heroína, animaba a todos nosotros a vivir las disrupciones que nos sucedían desde el punto de vista del héroe y no desde el de la víctima. Solo así, decía, podríamos apreciar los regalos que dicha adversidad nos iba a traer.

Gracias a ti Carmen, hoy he reunido la fuerza para ponerme la capa y sacar la heroína que llevo dentro.

Yo he sido una niña perfecta, una adolescente ejemplar, una hija obediente, una profesional a imitar. Tengo una pareja estable, una vida de ensueño y una familia y amigos que me quieren y valoran más de lo que nunca habría soñado.

Por otro lado, también tengo migrañas. Lo soy desde la adolescencia, pero los últimos tres años la padezco de manera crónica y muchas veces refractaria (no hay medicación que la cure).

Otra parte de mi que mucha gente no conoce es la Marta con ataques de ansiedad, depresión e insomnio. Esta parte ha aparecido algunas veces en mi vida pero hace poco se intensificó hasta llegar al punto de colapsar todas mis capacidades.

Siempre me he empeñado en separar estos tres escenarios: la Marta ejemplar, la Marta migrañosa y la Marta inestable, y ahora me doy cuenta de que todo está relacionado, y que solo viéndolo así seré capaz de reconducir mi vida.

Me doy cuenta ahora porque sé que esa persona ejemplar no es quien yo quiero ser de verdad, sino quién he creído que debía ser por contentar a gente que ni siquiera esperaba eso de mí. La presión de interpretar este papel durante tantos años me ha sometido a un estado de exigencia tan grande que mi cuerpo desde hace ya tiempo ha empezado a avisar con dolores insoportables de que ya bastaba.

Pero yo en vez de escucharme he seguido aumentando esa presión. Buscando el siguiente mejor empleo, el siguiente mejor destino, el siguiente mejor resultado. Acepté que la migraña era mi compañera de viaje y en vez de escucharla decidí ignorarla mientras yo seguía mi camino, cargando con ella como si de una mochila pesada se tratase.

¿Y qué pasa cuando intentas ignorar algo? Que sale por otro lado. Al principio era estrés, luego apatía, luego tristeza… hasta llegar a ataques de ansiedad por problemas ínfimos y a las noches en vela sin saber cómo conciliar el sueño. ¿Y ahora qué hacemos? ¿Cómo compatibilizamos a la Marta estupenda con esta realidad?

Pues aunque parezca mentira, durante más de un año lo he compatibilizado, o al menos intentado. Me he centrado en mi familia, mi trabajo, el deporte… para poder demostrarme que las cosas me iban bien cuando solo sentía en lo más profundo de mí misma que me iban de mal en peor.

Y ha sido gracias a otros héroes en forma de coaches, psicológicos, médicos, terapeutas complementarios, amigos e incluso ángeles (te quiero Joselito mío), que he tejido por fin mi capa de heroína y me la he puesto, para salvar a la Marta debí ser desde el principio. La Marta auténtica, la Marta que hace lo que SIENTE y no lo que TIENE QUE.

Llevo poco con la capa puesta, y como la nueva Marta que soy, aún gateo, me tropiezo y tengo mucho que descubrir sobre mí misma. Pero os aseguro que duermo mejor que nunca y que controlo mis dolores de cabeza como nunca los había controlado.

Mi psicóloga me dijo que algún día mis dolores y noches en vela se convertirían en anécdotas del pasado. He de reconocerte que nunca te creí Ana. Pero hoy te creo. porque creo en mí misma más que nunca.

Comentarios:

13 comentarios en “Las migrañas, la depresión y la ansiedad son advertencias


Borja
28 febrero 2021

Aprender de todo, levantarnos y crecer… siempre desde el agradecimiento. Gracias por abrirte y compartir tu vida. Siempre contigo.

Jovanna
1 marzo 2021

Marta! Bendigo tu vida gracias por este mensaje de esperanza. Describe todo lo que para mi fue el 2020, descubriendo mi heroína. Hoy con algunos episodios que vuelven de la migraña la debilidad ha querido volver para hacerme sentir frágil. Pero sigo insistiendo también en continuar con mi capa firme y levantándome en cada recaída.

Marta
1 marzo 2021

Hola Inma! En absoluto quería manifestar que esté totalmente curada, ni que todo esté en mi mentalidad😊 Sigo acudiendo a mis médicos y medicándome desde el punto de vista neurológico, pero quería compartir con la gente que ser fiel a mi misma, cosa que hasta ahora me ha costado hacer, me está ayudando mucho en el camino.

Te deseo mucho ánimo y fuerza para poder llevar esta batalla lo mejor posible! Un abrazo enorme❤️

Rocio
12 abril 2021

Hola! Yo tambien busque muchos medicos y terapias y tambien me costo mucho encontrar a alguien que me dijera que la migraña tenia cura, pero si que hay medicos dedicados al dolor cronico! No se si puedo hacer publicidad pero yo he dejado de tener migraña cronica y ahora mismo estoy en proceso gradual de salir de esta. No tomo ningun medicamento, de hecho me dejaron de hacer efecto y fue la desesperacion la que me hizo buscar en internet y encontré…hay libros y neurologos y mas especialistas que ayudan con tecnicas…es un problema que ocurre en el inconsciente pero se puede corregir. Lo bueno es que no es una enfermedad.

Marta
1 marzo 2021

Gracias Rocío! Estamos en ello. Poquito a poco 😌 Ojalá te haya inspirado! Un besazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.