Mi hija autista ha cambiado como veo el mundo

Por: Hugo Sanmartín

Cuando te enteras de que tienes una hija autista, te encuentras perdido.  Claro que es un shock y no tienes ni idea de como vas a afrontar la situación, pasas noches sin dormir preocupado por el bienestar de tu princesa, y te da miedo que la gente vaya a ser cruel con ella y que otros niños la excluyan.

Pero no te puedes permitir quedarte paralizado, aunque te sientas abrumado. ¡Actívate y busca información! Acudir al pediatra y a los especialistas que estos te recomiendan es fundamental. Acude a otros especialistas para una segunda e incluso tercera opinión. Informate muy bien y no dejes ningún detalle sin descubrir. Ellos te podrán explicar los pasos que tienes que dar para que el retraso madurativo se convierta en todo lo contrario.

He descubierto que es clave trabajar los ejercicios de manera rigurosa para que haya un impacto diario, además de darle una rutina que elimine la incertidumbre, ya que esto permite que ella poco a poco se vaya abriendo y se sienta segura.

El confinamiento por el COVID-19 ha sido maravilloso para mi hija Hera, ya que ha eliminado muchos cambios diarios en su vida y esto ha reforzado su sensación de certidumbre y ha podido pasar mucho más tiempo con su círculo más cercano, incluyendo a sus hermanos. Ha disfrutado muchísimo de jugar y de ser la niña mimosa y amorosa que es.

Hera me ha cambiado la manera de ver el mundo. Ella es bondad y todo amor, y yo pienso verdaderamente que el autismo es la evolución de la sociedad. Tiene un potencial tremendo, una memoria fotográfica, y la capacidad de percibir el ambiente rápido y observar todo de un vistazo. Realmente no es introvertida y cuando está en su salsa, tiene jeta y sabe buscar lo que quiere.

Lo que pasa es que la sociedad no está preparada para el autismo y para evitar conflicto, las personas rehuyen de ello. Se habla mucho de la inclusión y de la adaptación, pero ¿por qué no nos adaptamos nosotros a ellos? Tenemos que entender que el autismo también es normal para que las personas lo acepten como tal.

Y por eso me gusta hablar públicamente de Hera, para normalizar el autismo y para que podamos erradicar el estigma que hay hacia ello. Para que las personas no sientan la necesidad de esconder que tienen un hijo con autismo, para que estemos todos concienciados de que ellos son una parte importante de nuestra sociedad que han venido a enseñarnos muchas cosas y que no deberíamos de perder la oportunidad de formar parte de sus vidas.

Comentarios:

2 comentarios en “Mi hija autista ha cambiado como veo el mundo


Jessica
24 marzo 2021

Totalmente de acuerdo Hugo! Hay que quitar el estigma, y la mejor manera es normalizar. Que aprendizaje mas grande te ha traído Hera! Muchas gracias por compartir tu historia con nosotros. TÚ eres el héroe.

Silvia
24 marzo 2021

Qué historia tan bonita, como se demuestra que muchas veces lo que creemos que no es normal, es porque no lo normalizamos en nuestra conducta. Bravo por vosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.