Superar la infertilidad debida al SOP

Por: Annibel Tejada (U.S.A.)

TK y yo llevábamos intentando concebir 2 años. Nunca pensé en tener niños hasta que le conocí. Recuerdo nuestra conversación en relación a este tema; estábamos en una discoteca y me pidió irme a vivir con él. De broma, le contesté: “¿y tener 3 hijos?”. Él respondió: “claro que podemos tener 3 hijos.”

Después de intentarlo durante 16 meses sin éxito alguno, decidí visitar a un endocrino y ginecólogo. Unas cuantas analíticas y pruebas médicas confirmaron que tengo Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) , además de niveles altos de prolactina. Según me explicaban el diagnóstico, no podía centrarme. En el tren de camino a casa, miraba en mi iPhone todo lo que se me venía a la cabeza, ya que durante la cita médica no había sido capaz de preguntar nada.

Realicé una búsqueda en Google sobre SOP. Me di cuenta cómo Google podía ser una bendición pero también una maldición. Casi toda la información que encontraba era negativa. Este periodo de tiempo en mi vida fue muy doloroso. Mis amigos y familiares estaban teniendo bebés. Claro que me alegraba por ellos, pero yo estaba desarrollando mucha ansiedad, miedo, incertidumbre y vergüenza. Mucha gente nos preguntaba acerca de cuándo tendríamos un bebé. Estos comentarios me hacían mucho daño. Sabía que no podía ahogarme en este dolor. Decidí participar en un grupo online de mujeres con infertilidad por SOP. Por primera vez me sentí esperanzada.

Cuando pasó un mes y la prueba de embarazo salió negativa, me sentía ansiosa y me ponía nerviosa cuando salía el tema de mi embarazo. En estos momentos, internalicé mi problema médico. “¿No soy suficiente?” “¿Por qué mi cuerpo no me acompaña?” Mientras trabajaba con los médicos para regular mi ciclo menstrual, empecé a hacer deporte, practicar yoga 5 veces por semana, beber más agua y comer más sano. Comencé a meditar y a escribir. La infertilidad era la fuerza que me estaba llevando a ser mejor persona, por dentro y por fuera, para el futuro de mis hijos. Desarrollé niveles de valor, resiliencia y asertividad que no sabía que existían en mí.

Cambiar mis hábitos alimenticios y tomar suplementos que necesitaba mi cuerpo fue lo que necesitaba para regular mi menstruación. Aún así, después de estos cambios, las pruebas de embarazo seguían siendo negativas todos los meses. Después de intentar quedarme embarazada durante tanto tiempo, estaba expectante por ver a un Endocrinólogo reproductivo (ER). Mientras buscaba ayuda profesional, también trabajé mi salud mental. Escribir, meditar, alimentación sana, practicar yoga y deporte eran estupendos para mi cuerpo y mi mente, pero faltaba algo. Fue entonces cuando aprendí acerca de las afirmaciones y las intenciones. Durante los ciclos de tratamientos de fertilidad, creé una nueva afirmación: “estoy donde tengo que estar, y puedo superar esto”. Mis hábitos de autocuidado y mi comunidad prepararon mi mente y mi cuerpo para concebir.

Este camino me ha mostrado la belleza de la dualidad. Experimenté felicidad y dolor, vulnerabilidad y resiliencia, valentía y miedo. Al final, experimenté la bendición de tener trillizas.

Comentarios:

2 comentarios en “Superar la infertilidad debida al SOP


Julia R.
22 enero 2021

Enhorabuena Annibel por tu empeño, por no tirar la toalla y perseguir tus sueños… ¡y por alcanzarlos!
Admiro especialmente cómo has sabido encontrar tu camino en la adversidad, y cómo te ha hecho crecer. No sólo podemos vencer adversidades, también nos ayudan a crecer en el camino. ¡Gracias por compartir tu historia, es muy inspiradora!

Jessica
1 febrero 2021

Muy potente tu historia Annibel, qué regalo has tenido con tus niñas y en tu camino de ser madre! Muchísimas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. TÚ eres el héroe!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.